miércoles , 22 de noviembre de 2017
vales
Inicio / Entrevistas / César Sempere: “Todo lo que he aprendido en el rugby quiero transmitirlo”
puntdesabor.com

César Sempere: “Todo lo que he aprendido en el rugby quiero transmitirlo”

César Sempere posee un currículum envidiable dentro del mundo del rugby valenciano y español. Natural de la Vila-joiosa, con 32 años es el jugador valenciano con más partidos internacionales, 57 ya en su haber. Internacional de Seven de 2003 a 2016 e olímpico en los últimos Juegos de Río de Janeiro en 2016 en el debut de Rugby 7 como deporte olímpico. Actualmente es jugador y director del Tatami. 

P.- ¿Cómo empezaste en el mundo del rugby?, ¿Fue el primer deporte que probaste?

R.- Yo jugaba al fútbol, a baloncesto, como la mayoría de niños. Vinieron un día a mi colegio a dar una clase de rugby y a partir de ahí compaginé los tres deportes hasta que me decidí sólo por el rugby.

P.- Iniciaste tu carrera muy joven con el Club Rugby La Vila y has pasado por numerosos equipos…

R.- Estuve en La Vila hasta los 19 años cuando me marché a El Salvador de Valladolid donde permanecí dos años, después tres años en el CRC de Madrid y tuve la suerte de jugar la Copa de Europa con el Olympus Madrid. Con ellos he ganado la Liga División de Honor, la Copa del Rey, la Supercopa, la Superibérica… Posteriormente me fuí a Montpellier ya en Francia debutando en Top 14 la primera liga francesa; de allí pasé al Reino Unido donde pasé por el Leicester, Notthingham, Northamptom que era equipo de la Premiership inglesa, hasta que volví a España para jugar otros dos años en El Salvador de Valladolid.

P.- ¿Qué recuerdos tienes de toda esta trayectoria?

R.- Son doce años jugando al rugby de manera profesional, dando la vuelta al mundo varias veces. He vivido un sueño, cualquier deportista sueña con vivir de su deporte y si además es vocacional mejor, no hay nada por encima de ello. En Inglaterra y en Francia tuve muy buenos entrenadores, he disputado partidos con jugadores muy profesionales y ahora tengo la suerte de plasmar todo lo vivido aquí en Valencia.

“En Inglaterra y en Francia tuve muy buenos entrenadores, he disputado partidos con jugadores muy profesionales y ahora tengo la suerte de plasmar todo lo vivido aquí en Valencia”

P.- ¿Y de los Juegos Olímpicos?

R.- Fue más bonito el camino hasta llegar a los Juegos que estos en sí. La clasificación contra Samoa con aquel ensayo en el último segundo de Ignacio Martín fue una de las mayores alegrías deportivas que me ha pasado en la vida. En Río ya sabíamos que no estábamos al nivel de las circunstancias pero me quedo con el valor humano, con la satisfacción de compartir momentos con deportistas del más alto nivel.

P.- Ahora ya de vuelta a casa…

R.- Estoy en Valencia aunque para realizar otros cometidos. No juego todos los partidos, prácticamente no puedo ni entrenar y me resulta complicado compaginar la faceta directiva con la de jugador. Trato de ayudar al equipo de División de Honor B cuando realmente lo necesitan pero no sé hasta cuándo podré jugar porque cada vez estoy más cansado y los golpes cuestan más. Estoy muy ilusionado con el grupo porque está aprendiendo muchísimo, tienen mucha ambición y llevan a Tatami en el corazón.

P.- ¿El objetivo de Tatami es la permanencia, no?.

R.- Sin duda. Soy una persona muy realista, salvo Matías y yo el equipo viene de Regional donde quedaron terceros. No tenemos ningún fichaje, cada uno paga 500 euros por jugar toda la temporada, disputamos partidos contra equipos que sí han hecho inversión. No hay misterio, se trata de tener una buena formación, entrenamientos de club unánimes, que todo el mundo tenga un mismo estilo de juego, en definitiva ir todos y crecer por el mismo lado. A veces no hace falta invertir en un fichaje cuando tienes en casa ese valor.

P.- Podrías explicarnos esa faceta ejecutiva que desempeñas.

R.- Es un proyecto que engloba muchas cosas. Las decisiones deportivas aunque delego cosas en Matías quiero tomarlas yo. Quiero plasmar mi experiencia en este club y una prueba es que empezamos la entrevista tras pasar 105 niños de colegios para aprender rugby. Estamos creciendo en la Escuela de Tatami. Mi labor es como director para que siga las directrices de El Salvador o Canoe, o Montpellier, salvando las distancias. Todo lo que he aprendido quiero transmitirlo. El único camino para crecer es tener una buena base, una buena organización y tratando a la Escuela como se merece porque ese es el futuro. Hay que tener contentos a los padres, a los socios, a los veteranos, a los jugadores, a los niños, a la prensa, a las instituciones, etc, y eso pasa por profesionalizar la estructura del club.

P.- ¿Cómo ves desde la distancia la marcha imparable del club de tu localidad, la Vila?

R.- No me gusta su filosofía de cuando tengo dinero ficho y cuando no tiro de gente de la casa, la respeto aunque no la comparto. Han sufrido mucho los de la casa pues han visto fichajes de jugadores en su día  y han tenido momentos en lo que se ha maltratado al segundo equipo. Lo digo con dolor porque es mi club, pero siempre ha sobrevivido por el dinero. A pesar de que ahora por fin está haciendo buena labor de escuela y con gente que trabaja bien.

Desde mi punto de vista si quieres que el crecimiento del club sea paralelo a los resultados del primer equipo, necesitas una buena cantera. Nosotros en Tatami tenemos más de 60 niños de S16 hacia arriba y tenemos el futuro asegurado. La Vila tiene un primer equipo con muchísimos fichajes, pero qué va a pasar cuando no haya dinero.

“La Vila tiene un primer equipo con muchísimos fichajes, pero me preocupa lo que va a pasar cuando no haya dinero”

P.- Cuéntanos lo de la Escuela de Formadores, un proyecto pionero en España, e incluido en la Escola de Rugby.

R.- Creo que hay que dar las gracias a la Fundación Trinidad Alfonso porque están haciendo una labor extraordinaria para el rugby valenciano. Estamos en un momento bastante dulce y la Escola de Rugby surge de los premios Emprén Esport de la Fundación que se lo otorgaron a la consultora Ruck Consultancy tras ver el éxito y la labor que hicieron del Torneo de rugby infantil Pantera. La iniciativa es crear un Matí de Rugby al mes y tratar de buscar los mejores formadores en Valencia. Son pequeñas nociones para niños que nunca han jugado al rugby, es el comienzo de algo que puede ser muy bonito. Formar a gente de todos los clubes con el objetivo de que el rugby valenciano crezca, no es para que crezcan los clubes, sino para dar a conocer este deporte directamente e indirectamente que los clubes se nutran de niños.

P.- ¿Qué piensas que le falta al rugby para crecer y ser un deporte más conocido en nuestra tierra? R.- Saber que si vamos de la mano haremos ruido, pero si vamos cada uno por nuestro lado nunca llegaremos a nada. Podemos jugar derbis, intentar el ascenso a la División de Honor…Todo pasa por crear un equipo franquicia donde todos nos sintamos identificados y donde el rugby valenciano dé sus frutos, crezca.

P.- ¿Ves factible eso que propones?

R.- Para ello debemos quitarnos los egos todos. Fíjate que las grandes generaciones de CAU o de Abelles campeonas de España están jugando en la División de Honor B. No estoy diciendo que se fusionen por ejemplo CAU y Tecnidex, simplemente digo de crear un club o franquicia como antes estaba la Copa Ibérica de Michael Robinson que juegue los domingos que no haya liga y juntar a 1.500 o 2.000 personas en un campo tan bonito y con tan buen clima. Es poder profesionalizar un equipo con los mejores de cada club. Cuando lean esto me dirán, ¿y qué hago yo si se me va el chaval de turno de 18 años? Yo les contesto, ¿qué alicientes le ofreces tu a ese chaval cuando juegan contra un Enginyers que viene sólo con 18 jugadores? No pueden jugar siempre contra los mismos, dale algo para que pueda jugar con la Selección, jugar Seven, Mundial, un partido retransmitido a nivel nacional. Sólos no somos nadie, de la mano posiblemente seamos una de las comunidades autónomas con mayor potencial.

“No estoy diciendo que se fusionen por ejemplo CAU y Tecnidex, simplemente digo de crear un club o franquicia”

P.- ¿Cómo ves el tema de las instalaciones para rugby en Valencia?

R.- Se nos ha quedado corto, el otro día se lo recordaba a la concejala de Deportes, Maite Girau. En un entrenamiento de un miércoles o viernes de Tatami y San Roque en el Campo del Río puede haber más de 300 niños en el césped y si vas a ver un entrenamiento de Tecnidex y Abelles en los Campos de Jorge Pantera ya te caes de culo. Tenemos tres campos de rugby y encima dos los tenemos que compartir con dos clubes de fútbol. Si son 500 fichas en Valencia, dime tu dónde cabemos.

Hemos de solucionarlo lo más pronto posible, pues para qué voy a hacer una labor de captación si después no caben los niños. La única solución viable que observo es que todos los campos de Quatre Carreres sean para la Ciudad del Rugby.

“La única solución viable que observo ahora es que todos los campos de Quatre Carreres sean para la Ciudad del Rugby”

P.- Esta entrevista saldrá publicada en una nueva revista digital Rugbyval, íntegramente dedicada al rugby en la Comunitat Valenciana. ¿qué opinas al respecto?, ¿piensas que hacía falta una iniciativa de este tipo?

R.- Me parece que ya era hora que tuviéramos algo especializado y lo veo como algo muy necesario. Es una herramienta que nos va a diferenciar de otras comunidades porque si bien la página de la Federación está muy bien, nos hacía falta algo de este tipo. Espero que el rugby español conozca de vuestra mano a partir de ahora toda la labor y el sacrificio que hace el rugby valenciano por crecer.